La cumparsita é uma obra musical criada pelo músico uruguaio Gerardo Matos Rodríguez (1897-1948). Um dos mais conhecidos dentre todos os tangos foi consagrado como o hino popular e cultural do Uruguai por decreto presidencial em 1998.

O compositor tinha apenas 17 anos e certamente não imaginou que aquela seria uma das mais difundidas canções na história do tango.

Alguns anos depois foi para Paris onde descobriu que seu tango era sucesso. Mas haviam escrito outra letra e rebatizado o tango como Si supieras.

Em função disso, passou longos anos lutando na justiça para recuperar os direitos de autoria.

Há divergências sobre quem teria gravado primeiro La Cumparsita, prevalecendo a corrente que considera ter sido Roberto Firpo com sua orquestra de tangos.

Imagens obtidas em grupos de troca

La Cumparsita

Lyrics & music: Gerardo Matos Rodriguez

La Cumparsa
de miserias sin fin
desfila,
en torno de aquel ser
enfermo,
que pronto ha de morir
de pena.
Por eso es que en su lecho
solloza acongojado,
recordando el pasado
que lo hace padecer.

Abandonó a su viejita.
Que quedó desamparada.
Y loco de pasión,
ciego de amor,
corrió
tras de su amada,
que era linda, era hechicera,
de lujuria era una flor,
que burló su querer
hasta que se cansó
y por otro lo dejó.

Largo tiempo
después, cayó al hogar
materno.
Para poder curar
su enfermo
y herido corazón.
Y supo
que su viejita santa,
la que él había dejado,
el invierno pasado
de frío se murió

Hoy ya solo abandonado,
a lo triste de su suerte,
ansioso espera la muerte,
que bien pronto ha de llegar.
Y entre la triste frialdad
que lenta invade el corazón
sintió la cruda sensación
de su maldad.

Entre sombras
se le oye respirar
sufriente,
al que antes de morir
sonríe,
porque una dulce paz le llega.
Sintió que desde el cielo
la madrecita buena
mitigando sus penas
sus culpas perdonó.

 

Canta Carlos Gardel, a versão modificada.

Si Supieras

Lyrics: Enrique Maroni & Pascual Contursi

Si supieras,
que aun dentro de mi alma,
conservo aquel cariño
que tuve para ti...
Quien sabe si supieras
que nunca te he olvidado,
volviendo a tu pasado
te acordaras de mi...

Los amigos ya no vienen
ni siquiera a visitarme,
nadie quiere consolarme
en mi afliccion...
Desde el dia que te fuiste
siento angustias en mi pecho,
deci, percanta, que has hecho
de mi pobre corazon?

Sin embargo,
yo siempre te recuerdo
con el cariño santo
que tuve para ti.
Y estas en todas partes
pedazo de mi vida,
y aquellos ojos que fueron mi alegria
los busco por todas partes
y no los puedo hallar.

Al cotorro abandonado
ya ni el sol de la mañana
asoma por la ventana
como cuando estabas vos,
y aquel perrito compañero
que por tu ausencia no comia,
al verme solo el otro dia
tambien me dejo.

 

 

   

reginaLU